El Tequila Sunrise es un cóctel fácil de preparar, queda de puta madre visualmente hablando y además tiene vitamina C. Que lo mismo te ayuda a que la resaca no sea tan jodida, aunque claro todo dependerá de cuanto te calientes.

La característica principal de esta bebida, es que al tener los ingredientes distintas densidades, los colores quedarán separados. Su nombre viene de que esta separación hace que parezca que tienes una salida de sol (sunrise) en la jodida copa. Si haciendo este cóctel no sorprendes a nadie es que hay pocas esperanzas para ti en esta vida.

Tequila Sunrise: tres ingredientes y a correr

  1. Tequila: 4 cl (intentar usar tequila blanco ya que tiene el sabor más neutro. Además es más barato así que no os joderá tanto el bolsillo)
  2. Zumo de Naranja: 8 cl
  3. Granadina: 1 cl

Como siempre os recuerdo que para calcular 2 cl podéis usar un vaso de chupito.

No vais a necesitar coctelera ni mierdas, que no cunda el pánico.

En un vaso con hielo, meter primero el tequila, seguidamente el zumito y por último la granadina. La granadina es importante echarla lentamente para que caiga al fondo. ¡No te embales que la cagas!

Y ya está el Tequila Sunrise de puta madre. Lo podéis decorar con una rodaja gordaca de naranja y quedáis como los putos amos.

Si quieres complicar un poco el asunto, puedes añadirle zumo de limón para que sea más ácido. También puedes cambiar la granadina por zumo de arándanos si te pone más. Y si el tequila no es suficiente alcohol para ti y la granadina te da asquete, pues un buen chorro de Aperol que también rojo, tiene alcohol y sabe a gloria. (aunque en este caso estarías haciendo un Aperol Sunrise)

1 thought on “Tequila Sunrise: el cóctel coqueto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: